Un Viaje al Corazón

¿Mi corazón”roto”?

cropped-isotipo_rosa_web.png

En enero del 2012, llegué con mi corazón “roto” a un seminario mágico de Maria Elvira Pombo en Bogotá.

En esos 2 días pude ver la luz, en medio de la oscuridad que estaba viviendo. Pero más importante aún, volví a ver toda la luz que estaba dentro de mi. Me di cuenta de muchas cosas, hubo muchos milagros en esos días, pero hoy quiero rescatar y compartir estos tres “aha moments” (o instantes de claridad) que viví ahí:

1. Comprendí que mi corazón no estaba roto, sólo que estaba rodeado de tantas nubes negras de dolor, rabia y frustración, que no me dejaban ver su luz y su perfección.

2. Me di cuenta que no me conocía (o más bien, que me había olvidado de mi verdadera yo!). En un ejercicio hermoso, observé que mi mente “pensaba” que yo era una mujer seria, rígida, perfeccionista y con un afán de ser exitosa y aceptada; mientras que mi corazón me mostraba a esa Elsa espontánea, alegre, divertida, amorosa y fluida, con un gran deseo de bailar con la vida.
Desde ese día mi propósito se enfocó en re-descubrir a esa Elsa, reconocerla, aceptarla y amarla tal cual como es.

3. Decidí que esa búsqueda se convertiría en una prioridad en mi vida y entendí que no tenía que hacerlo sola.

Todo este proceso, que he llamado mi “viaje al corazón”, ha tenido momentos de mucha inspiración y transformación, y otros momentos de enfrentar mis sombras, mis miedos, mi propia resistencia al cambio y de volverme a sentir “perdida”. Pero todo lo he vivido agarradita de la mano de la divinidad. No he tenido que hacerlo sola!

Todos los ángeles (celestiales y terrenales) y seres de luz que me han acompañado han sido una bendición. Volver a confiar y entregarme a Dios (el Universo, o cómo tú lo llames) y hacer de mi oración principal: “Haz de mí un instrumento de Tu Paz”, me han permitido ver la infinidad de milagros qué hay en mi vida.

Tu tampoco tienes que hacerlo sola.
Si estás en un momento de muchos cambios, ábrete a los milagros. Solo con tu intención, desde el corazón, la vida te va a abrir las puertas que necesitas, pero está en ti caminar hacia esas puertas, o dejarlas pasar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s